31 diciembre 2015

LA ANSIADA DESPEDIDA

 photo credit: Day 68 of 365 via photopin (license)



Adiós sin decir nada,
durmiendo un dulce sueño
sin palabras y sin gestos
sin expresión. Andando la senda
solitaria de un diciembre sonámbulo
dejando atrás el largo calendario.

Adiós sin acritud, sin sentido,
sin nada más ni menos que la despedida
solitaria, sin mirar atrás,
sin dejar marcado cada día,
sin pasado y sin futuro.

Adiós que no es un adiós
porque volverán a cruzar
las miradas la indiferencia de nuestras vidas
ajenas a las batallas sin causa,
a los conflictos que encierra el alma
y que asoman siendo rocío en la mejilla
o siendo las palabras un volcán en erupción.

Adiós que quiso ser vendaval
y quedó chico, en un silencio mudo.