31 diciembre 2015

LA ANSIADA DESPEDIDA

 photo credit: Day 68 of 365 via photopin (license)



Adiós sin decir nada,
durmiendo un dulce sueño
sin palabras y sin gestos
sin expresión. Andando la senda
solitaria de un diciembre sonámbulo
dejando atrás el largo calendario.

Adiós sin acritud, sin sentido,
sin nada más ni menos que la despedida
solitaria, sin mirar atrás,
sin dejar marcado cada día,
sin pasado y sin futuro.

Adiós que no es un adiós
porque volverán a cruzar
las miradas la indiferencia de nuestras vidas
ajenas a las batallas sin causa,
a los conflictos que encierra el alma
y que asoman siendo rocío en la mejilla
o siendo las palabras un volcán en erupción.

Adiós que quiso ser vendaval
y quedó chico, en un silencio mudo.





6 comentarios:

  1. mejor un "hasta luego", gran poema brother

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay margen para un hasta luego, pero también para un adiós.
      Muchas gracias Bro.

      Eliminar
  2. Joan es muy hermoso dentro de esa melancolía del adiós que barrunta en el corazón. No te digo más. Ya sabes donde un abrazo llega si uno lo quiere. El mío marcha ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo para ti y mis mejores deseos para veste año nuevo.

      Eliminar
  3. Mejor un "hasta luego" ya que las verdaderas despedidas son demasiados tristes.
    Un muy buen poema, a pesar de su tristeza pues es una gran verdad.
    ¡Feliz Año Nuevo!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hay despedidas que alegran el alma y el cuerpo.
      Abrazos.

      Eliminar