19 junio 2015

Y EL TIEMPO...







Tiempo, tiempo de sentir y morir,
morir y sentir viendo pasar años.
Años que pasan, años a vivir.
Vivir y sentir cruzando aledaños.

Pasan los días germinando el alma.
Alma alegre que vibra en la memoria.
Memoria empapada de suave calma.
Calma apartando penas en su noria.

Y el tiempo clava también los puñales
y el dolor dejando abierta la herida,
y el tiempo cierra los negros costales
y sella la adversidad más temida.

Y es el amor el que concede el don,
el don de la clemencia y el perdón.




12 comentarios:

  1. Es curioso. El caótico del amor es quien, al final, todo lo resuelve.
    Muy bonito, Joan. Me ha gustado mucho.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo caótico cuando se desestabiliza vuelve, más tarde, a la estabilidad. Y viceversa. ¿O es qué, acaso, el amor nada resuelve? Siempre, aunque no sea a nuestro gusto,

      Un besote.

      Eliminar
  2. como el tatuaje de robert de niro en el cabo de miedo EL TIEMPO VENGADOR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo, dicen, pone las cosas en su sitio. A nosotros nos pondrá en un frío nicho, bajo tierra o nos convertirá en ceniza. The End, como la canción de The Doors

      Eliminar
  3. El tiempo pone las cosas en su lugar... y nosotros solo podemos verlo pasar...
    Un placer visitar tus versos.
    Comparto encantada.
    Reme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No voy a reitera lo que bien has dicho Reme.

      Siempre es bienvenida tu visita, y un motivo de alegría.

      Eliminar
  4. Así es Joan, el amor lo concede todo, tarde o temprano el tiempo nos deja recoger el fruto.
    Un gusto leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiempo y lo que buenamente nos concedemos.
      Muchas gracias Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Cuán bellas y verdaderas afirmaciones hay en tan logrado poema!
    Le felicito.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa.
      Y no me hables de usted, jaja, prefiero el tuteo,
      Abrazos.

      Eliminar
  6. Pasan los días germinando el alma y cada vez adoro más la Poesía como antídoto para des-envenenar todas mis heridas. ¡Ay, cuánto lastima ese amor que al final todo lo germina!

    Un abrazo, Poeta!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía es un buen antídoto y también una de las expresiones más coherentes.

      Lo de poeta me queda grande, dejémoslo en aspirante a aprendiz.

      Un abrazo muy grande Fer.

      Joan

      Eliminar