17 mayo 2015

EN SILENCIO Y A DESTIEMPO









Quiero vomitar las palabras calladas
que escondidas en un volcán
eructan nuestro veneno.

Quiero arrojar abriendo amplias sangraderas
la letra abrasadora,
el verbo silente,
la hora muerta que me abre en dos
con la bruna tinta
que te nombra sin nombrarte.

Soy callado y calmo ponto
ahogando el momento
en que quise dar
el verso que me consume.

No es cierto que escondamos dos verdades:
tu tiempo y mi silencio,
ni que para todo mal
sean esas las certezas.

No es cierto que dos mitades se junten.

Antes es verdad, lo separe tu buen Dios
o el más cruel de los humanos,
que lo desgajado no hay quien lo una;
es un delirio.

Antes quiero expulsar este absurdo volar sin alas,
y remontar el río callado en que tiemblo
y que no me lleva a tu océano.

Quiero mirar otros fanales,
deshacer los espinos,
quitar al tiempo los disgustos,
borrar del silencio tus deseos,
no quiero ser Ícaro cayendo en mis despojos.

Y es, sin embargo, tan dulce la ponzoña
que a destiempo
y muda te idolatra.











20 comentarios:

  1. Dulce el veneno de este hermoso poema de verdades irrefutables. Lo comparto muy gustosa, besos:-))

    ResponderEliminar
  2. Hay dulces venenos que no entienden de tiempo ni de silencios.

    Muchas gracias Mayte por tus palabras y por haber dejado tu impronta en esta lar a la que eres siempre bienvenida.

    Besos. :))

    ResponderEliminar
  3. Tu poema es casi un reclamo... un rebelde grito ahogado, y las mitades puede que no se unan, pero si pueden fundirse, aunarse y entrelazar los dedos con fuerza, si hay voluntad. Solo si se aunan las voluntades.
    Un placer leerte.
    Reme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un reclamo, una aclamación por momentos.

      Las mitades solo si hay voluntad y esa química que se llama amor pueden caminar juntas, fundirse. Pero el amor de verdad, el que respeta al otro sin condiciones. Lo que se sale de ahí es un puro despropósito, un pozo ciego sin fondo.

      Muchas gracias por dejar tu sello Reme. siempre es un placer tenerte en esta casa.

      Nuestro placer por la lectura es mutuo.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Si es que hasta el veneno lo haces hermoso con tus letras. Muy bello el poema que comparto con gusto.
    Un abrazo Joan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen, el mérito es del veneno...

      Estoy muy agradecido por tus palabras y por haber dejado tu huella en esta humilde lar.

      Un abrazo Carmen

      Eliminar
  5. vomita hasta hartarte hermano

    ResponderEliminar
  6. Muy cierto compañero, hay cosas que ni el silencio ni el tiempo pueden borrar, gran sentir en este precioso poema. Suerte. Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Laura. Ese es el sentido, el argumento, de estos versos. Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  8. Hola Joan, dos mitades separadas, nunca mas unidas. Me gustó tu poema y la frase de Dumas muy bien encajada.
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  9. Hola Alejandra. Me alegra mucho que te gustara el poema.
    Y celebro que visitaras esta humilde lar.
    Feliz Noche.

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. Muchas gracias Cecilia.

      Bienvendia a esta humilde casa.

      Un saludo

      Eliminar
  11. Tremendo texto, duro, ágil, y esa ambigüedad entre la resignación y la negativa a resignarse, que rompe en los últimos versos cruzándose en una espera no querida...muy bien trenzado. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lucas. Has sintetizado extraordinariamente lo que en estos humildes versos se aclama.
      Es un placer tenerte en esta lar.
      Un abrazo :))

      Eliminar
  12. "Dos verdades: tu tiempo y mi silencio" Es genial, todo el poema lo es...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pepe.

      Ese es el hilo del poema...

      Abrazos

      Eliminar
  13. A mi me gustas mucho (poéticamente hablando, no pienses mal) cuando usas verso libre, cuando huyes de las rimas, o estas aparecen muy espaciadas. Cuando entras a rimar a veces pierde, me da una sensación como de montaña rusa, más que de tren de Ave que te lleve recto. Supongo que el ejemplo es una mierda, pero no me sale nada mejor ahora mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te falta razón. La rima es un reto, y como dije en otro comentario, rimar, rimar no sé, más bien juego con la rima. En este poema no hay métrica, es un poema libre con rimas (si se me permite expresarlo así). Es un mero aprendizaje jugando. El argumento, sin embargo, del poema es real, es parte de mi experiencia. Ahí no hay juegos.

      Te agradezco mucho el comentario, así como hayas leído los versos que he escrito.

      Un cordial saludo

      Eliminar